Color muy violáceo fruto de la juventud. Tras una maceración fría, en nariz destaca por los aromas de cereza, mermelada, frutos del bosque las cuales son tan característicos de esta variedad. A medida que la copa se aclimata también encontramos en segundo término fondos lácteos y tostados aportado por la barrica de roble, que le ayuda a ganar complejidad. En boca destaca por una entrada golosa, suave y elegante.

Al final, vuelven las agradables notas avainilladas y tostadas. Un vino muy apto para acompañar platos de verano, pastas, arroces, pescados azules, también lo encontrará presente entre tapas de todo tipo.

 

uvas

100% Garnatxa Negra

barril

Fermentado durante 6 meses en barrica de roble francés

copa

Carnes blancas, pescados a la plancha, pasta y quesos semicurados