Notas de actualidad

Una pizca de historia del enoturismo

En Cellers Avgvstvs Forvm nos gusta compartir nuestra pasión por la viña, por nuestros vinos y vinagres. Como también emocionarte con la historia de su elaboración, y de cómo han llegado a ser productos gourmet. Por eso, desde el año 2006, trabajamos para ofrecerte visitas de enoturismo originales, que te hagan descubrir el mundo de los viñedos desde un punto de vista auténtico, con el mejor sabor.

Quince años para conseguir que una actividad primero restringida a futuros profesionales del sector enológico y para grupos muy reducidos, acabe llegando a los más de 6.000 visitantes que nos acompañaron el año 2019.

Y seguimos ilusionados y con ganas de enamorar todavía más visitantes con nuestra forma de entender el vino, la tierra, el vinagre o la gastronomía, y con muchos proyectos para hacer crecer, todavía más, las actividades de enoturismo en el Penedès.

Del mundo profesional a una experiencia completa

Antes del año 2006, las únicas personas que podían disfrutar de una visita en nuestras bodegas en el Vendrell eran estudiantes de escuelas de gastronomía o de especialidades relacionadas con el vino y la cocina, a los que queríamos presentar en persona todas las características de nuestros productos. Pronto, sin embargo, planteamos extender esta actividad más allá, y lo hicimos picando a las puertas del sector turístico de la zona.

De esta forma, las primeras visitas de enoturismo en Cellers Avgvstvs Forvm eran grupos muy reducidos que habían sabido de nuestra existencia gracias al trabajo conjunto con hoteles o casas rurales del Penedès, pero también con museos como el Pau Casals del Vendrell. Sin personal específico y a un precio muy bajo, las actividades de enoturismo en nuestra bodega crecieron de forma tímida y limitadas a los fines de semana.

Pero pronto el enoturismo fue ganando protagonismo en el ADN de Cellers Avgvstvs Forvm. En 2008 se puso en marcha en el edificio de logística el primer espacio para catas de vinos y vinagres, con capacidad para diez personas, junto con la primera tienda. Dos años más tarde, hicimos un paso de gigante e inauguramos una de las joyas de nuestra oferta enoturística: la Sala Entrevinyes, el espacio perfecto para catas de vino y otras degustaciones (entre muchas otras actividades) con una capacidad de hasta 140 personas. Toda una ventana a nuestros viñedos y al Mediterráneo gracias a sus tres muros de cristal, que ofrecen una experiencia inmersiva perfecta para completar la experiencia de vivir actividades de enoturismo en el Penedès.

Nuevos espacios, y también nueva oferta. A partir de 2017, cambiamos la forma en la que planteamos las visitas a la bodega. Ya no son una simple estrategia de apoyo a las ventas de nuestros vinos y vinagres, sino una parte importante de nuestra identidad como marca. Por eso, ampliamos la oferta de actividades con dos objetivos muy claros. Por un lado, convertir la visita en una experiencia sensorial y emocional que quede grabada en la memoria de nuestros visitantes, para enamorarlos también de nuestra forma de entender la viña. Por otro, que estas experiencias de enoturismo presenten nuestros vinos y vinagres de la mano de su mejor acompañante, la gastronomía, para ofrecer actividades todavía más completas y atractivas y más ligadas a la tierra y a la cocina del Penedès.

Nuestra visita Gourmet Forvm , que se empezó a ofrecer en el año 2018, es el ejemplo más representativo. Esta cata de vinos y vinagres acompañados de pequeños platos se convirtió enseguida en la visita de enoturismo estrella de Avgvstvs Forvm, y nos ha inspirado a seguir adelante en este camino con la nueva Degvsta Entrevinyes lanzada este 2021. Un aperitivo para alargar tu estancia en nuestra bodega, mientras disfrutas de platos elaborados por el chef Jordi Guillem inspirados en la cocina romana, pero llevados a la gastronomía del siglo XXI. Y, como no, con nuestros vinagres Forvm y los vinos Avgvstvs como protagonistas.

Un deseo de futuro para las visitas de enoturismo

La pandemia y las restricciones de movilidad nos han obligado a hacer volar todavía más la imaginación, y buscar desde opciones de catas virtuales de vinos hasta visitas en las que el contacto con la naturaleza es más importante que nunca. Pero a pesar de todos los obstáculos, nos enorgullece seguir contagiando nuestra pasión, y ver como cada vez más gente la comparte o, incluso, regala enoturismo a sus seres queridos.  

En los dos primeros años de trabajo, conseguimos abrirnos un hueco entre las actividades de enoturismo en el Penedès y recibimos una media de 2.000 visitantes cada año. En 2019 ya multiplicábamos esta cifra por tres, con más de 6.000 visitantes. Incluso en 2020, tan complicado en muchos aspectos, registramos el mejor agosto de nuestra historia, y de cara a 2021 esperamos recuperar el tiempo perdido y llegar al 80% de las cifras registradas hace dos años.

Para conseguirlo, confiamos en el mejor equipo. De aquel 2006 sin personal especializado en enoturismo hemos pasado a un equipo de cuatro personas más una directora que se encargan de cuidar hasta el último detalle de nuestras visitas enoturísticas, y de apostar por las mejores fórmulas para innovar y crecer como oferta turística en el Penedès.

Queremos seguir compartiendo contigo nuestra forma de trabajar y de entender la viña y la tierra. ¡Vive nuestras visitas de enoturismo!

Imatge de tast de vins en una visita d’enoturisme a Cellers Avgvstvs Forvm